miércoles, 17 de octubre de 2012

Reseña de Antolorgía (1977-1982): "Mis mejores fracasos...", de Juan Estereotipo & The Malajes

Imagen pineadaAntolorgía (1977-1982): "Mis mejores fracasos...", primer disco de Juan Estereotipo & The Malajes, viene en una caja y con un libreto con un diseño infinitamente cuidado, por lo que la primera impresión que da es muy positiva. Un diseño rockero y vintage que viene que ni pintado para la música que encontramos en el CD que, incluso por su relieve, imita a un vinilo.

Escuchar este disco es viajar al pasado, a una época de sonidos de rock clásico, de finales de los setenta. Glamrock con sonidos de guitarras protagonistas y acompañamientos de viento metal.

El disco se presenta con ¡Hola!, un tema de autorreconocimiento con potentes bajos y apuntes de guitarras solistas. En este primer tema ya encontramos alusiones a las drogas, tema que se irá repitiendo a lo largo del disco junto con el mundo de la noche, el sexo y las mujeres de cabaret. Estas chicas cobran protagonismo en tres temas del disco: Lulú (la princesa del glamour), Gilda "La Traviesa" Roxy.

Sangre en las venas es el claro single del disco: una declaración de principios con mucha fuerza musical y riffs muy guitarreros. El otro single del disco es V, una canción que sin duda no os dejará indiferentes. Con un sonido más envolvente que Sangre en las venas, es una reflexión de la vida acompañada de guitarras con brillantes fraseos rockeros con un toque garage.

Estereocabaret, al igual que Gilda "La Traviesa", son temas más carabareteros en los que los vientos tienen mayor protagonismo. Estas canciones te trasladarán a un escenario de cabaret de finales de los 70. Un tema que puede quedar algo colgado es Mi mono y yo, con un sonido algo más funk, pero con voces dejadas que hacen que el disco mantenga su cohesión. El disco termina con Roxy, donde se escuchan más los sintes y se trata, de nuevo, el tema mujeril del que se habla a lo largo de todo el disco.

Esta Antolorgía (1977-1982): "Mis mejores fracasos..." puede parecer un disco inusual para estos tiempos pero es, sin duda, un trabajo muy cuidado (por algo ha sido remasterizado nada menos que en Abbey Road Studios), con un objetivo concreto que, desde luego, ha sido logrado con creces. Si lo que buscaba es un producto actual con el estilo y el espíritu del rock de hace treinta o cuarenta años, lo ha conseguido.

Merece la pena escucharlo, así que os lo ponemos fácil.



¡Un saludo indieloco!

Reacciones:

0 indielocos han comentado: