domingo, 16 de marzo de 2014

Crónica del concierto de Capitán Mandarina en Joy Eslava

El pasado viernes, 14 de marzo, el grupo madrileño Capitán Mandarina presentó su primer disco, Ninguno de mis héroes, en el que fue un concierto inolvidable en la Joy Eslava, céntrica sala de la capital. Fue un concierto en el que el grupo demostró que, a pesar de su juventud, están más que acostumbrados a hacer de sus conciertos una auténtica fiesta; no en vano ya llevan cuatro años subiéndose a las tablas de las salas de la capital.
El espectáculo comenzó con la visualización del videoclip de Eléctrico, single del disco, tras el que el escenario se llenó por un grupo de militares que dieron paso a Capitán Mandarina.
El concierto comenzó con muchísima energía, y se mantuvo en esa línea enérgica durante las casi dos horas que duró. Estos chicos saben subirse a un escenario y darlo todo. Pudimos verles saltar, bailar, y jugar entre ellos mientras nos hacían disfrutar de su música, un pop rock joven y cargado de optimismo.
Tocaron todos los temas del disco y los alternaron con versiones como Carolina, de M-Clan, o Mucho mejor, de Los Rodríguez. De los temas del disco todos fueron brillantes, con las guitarras precisas de Dani Ferrandis, la inagotable voz de Jorge Romero, los potentes sonidos del bajo de Santi Urgel y la perfecta base de la batería por parte de Javi Echánove. Además, contaron con la colaboración de Jaime Echánove al teclado durante todo el concierto, así como la de Íñigo Guerrero, su productor, que subió al escenario a tocar la guitarra en algunos temas, y la de Santi Isla, cantante del grupo Sin Blanca.
Con un sonido exquisito mostraron cómo suenan en directo temas como Niñatos, Lárgate, Cachorros o una coreadísima El rock hace el cariño, que se ha convertido en un himno entre los seguidores del grupo. Sonaron perfectas Especialistas de cine, Noches de verano, Déjate llevar y Cenicienta, un tema con un final impresionante que mezcla temas clásicos del rock. Hubo hueco para todos los temas del disco, aunque sin duda fue Eléctrico, el single, el que más emocionó a un público que estaba completamente entregado y que no dejó de corear las canciones durante todo el concierto.
Fue un auténtico espectáculo sonoro, aunque también visual, ya que cuando se acercaba el final del concierto, la sala se llenó de globos gigantes naranjas, simulando mandarinas, que volaban sobre las cabezas de los asistentes. El concierto tuvo un final apoteósico con AOAEO, un tema curioso y diferente, en el que los Capitán Mandarina dejaron de tocar (aunque Jorge seguía a la voz), y todos se pusieron a bailar sobre el escenario. Acabó el tema y terminó el concierto y muchos de los asistentes subieron al escenario para compartir con sus ídolos el final de un concierto que fue una auténtica fiesta.
Sin duda, Capitán Mandarina presentaron su disco debut con un concierto por todo lo alto que no dejó a nadie indiferente.
Os dejamos algunas fotos aquí debajo, pero podéis ver más fotos del concierto en este enlace.







Redacción y fotos: Quike D-B

Reacciones:

0 indielocos han comentado: