lunes, 22 de abril de 2013

Reseña de "Sólo somos los payasos", de Místicos de Cafetería

Místicos de Cafetería es un grupo que fundó el oscense Luis Feel en 2011. Sólo somos los payasos es su segundo disco, grabado en octubre de 2012 en Antipop y mezclado y masterizado por Antonio Escobar. Veamos.

Pongo el disco en el reproductor y doy al play con ganas de descubrir la música de Místicos de Cafetería. Ni siquiera me he atrevido a darle una escucha al disco por la red: creo que es más romántico escucharlo por primera vez en el propio CD.

Empieza Es él y la cabeza se mueve inconscientemente al ritmo de la música. Suena una electrónica cuidada con una letra que nos habla de un hombre algo extravagante, Dj Bollywood. Encontramos fraseos experimentales en una canción que parece difícil de catalogar. Empieza muy bien el disco y desde esta primera canción ya sé que tiene mucho de especial.
Volvemos a encontrarnos con Dj Bollywood en La balada de Dj Bollywood, un tema que poco tiene que ver con el anterior. Nos encontramos ante un tema que alterna el español y el inglés en un himno de música callejera afroamericana (o algo que lo parece).
Harum Scarum se acerca al rap y a un sonido retro hablándonos de un cambio de carácter mundial. ¿Será verdad que se acerca la tercera guerra mundial?
Demasiado amor es diferente, una balada pop en la que nos encontramos de nuevo con un rap en inglés. Un solo de guitarra, fraseos electrónicos... un poco de todo.
Volvemos a la electrónica más rebelde con Nadando en círculos. Este es un tema travieso donde las guitarras cobran protagonismo y con una letra que parece superficial y sin importancia. Vuelve a aparecer el personaje de Dj Bollywood.
El siguiente tema es Entre sepias, pulpos y calamares, una canción de amor con una instrumentalización genial. Predomina de nuevo la electrónica.
Una guitarra abre Malditos pegamoides, una canción pop llena de vitalidad que nos transporta a un mundo de fantasía en el que no es raro encontrar princesas, castillos y dragones.
Frágil tela de araña es una canción más tranquila que habla de amor y con un estilo que me recuerda a alguna canción de Muy Poca Gente. Tiene un final confuso.
En la estación vuelve a traernos una electrónica cargada de energía. Esta es la canción parapapara del disco, en la que escuchamos una instrumentación de lo más trabajada.
Escucho ahora Sólo somos los payasos, tema que da título al disco. Se trata de una canción que mezcla estilos, con un estribillo diferente y en el que la electrónica baila con las trompetas y la guitarra.
Seguimos con Tragedia en la biblioteca, un verdadero juego de estilos con una letra de lo más divertida.
Termina el disco con una versión extendida del tema que le dio comienzo, cerrando un círculo en el que la variedad de estilos ha sido protagonista.

En definitiva, podemos decir que nos encontramos ante un disco con mucho trabajo en el que la experimentación y el juego de estilos son los principales protagonistas, siempre con una base electrónica muy cuidada. Una forma de hacer música única y muy personal que me ha encandilado. ¡Qué bueno es ser un payaso!

(Debajo os dejamos el disco en Bandcamp y el videoclip de En la estación).
Redacción: Quike D-B




¡Un indieloco saludo!

Reacciones:

0 indielocos han comentado: