jueves, 4 de abril de 2013

Reseña de Metamorphoses, de Iota and the Riffaheads

Metamorphoses es el primer trabajo de Iota and the Riffaheads, autoproducido a principios de año y con una fuerza y personalidad muy especiales. Hacen un rock cuidado y propio más característico de grupos con varios discos en su haber. Con este primer trabajo Iota and the Riffaheads demuestran que son buenos a la hora de hacer canciones. Analicemos el EP tema a tema.

Despertar abre el EP con unos suaves arpegios de guitarra y una letra algo melancólica. Un estribillo potente y un vertiginoso solo de guitarra dan a esta canción un toque de energía.

El segundo tema, Espiral, es un tema más rítmico, con un estribillo que puede recordar a grupos como Héroes del Silencio, aunque con un estilo propio. Tiene un puente muy melódico donde vuelve a llamar la atención la guitarra. Muy buena.

Homogénea (ether) es puro rock desde la primera hasta la última nota. Se trata de una canción con una letra un tanto oscura que, sin embargo, está cantada de forma enérgica. Buena mezcla.

Sin gravedad (La llave) es una canción más acústica en la que escuchamos un Hammond. Merece la pena estar atento a la letra y disfrutar una vez más de la brillantez del solo de guitarra.

Loreley nos transporta musicalmente a otro universo. Esta es una de mis canciones favoritas del disco, con un estribillo muy bueno, tarareable y que se queda en la cabeza después de escucharlo. Es una canción larga que deja con ganas de más rock. Pura vitamina para el cuerpo.

Minuendo cierra el EP con mucha energía y guitarras casi metaleras. Un puente crea una atmósfera en la que guitarras y Hammond bailan en armonía. Esta canción te acaba haciendo volar.

Pero estos seis temas no son todo, pues el EP cuenta con tres bonus tracks.

Beat fantasma es una mezcla psicodélica muy lograda. Un descanso para la mente, un claro en el cielo de tormenta.

El segundo tema de regalo, Negra Hiel, es una canción diferente, un experimento con resultado positivo. Gran protagonismo del bajo en este tema en el que la voz de Iota está como en un segundo plano cantando una letra oscura muy acorde con la música, que podríamos decir oscura.

Metamorphoses es el último tema. En él las guitarras tienen una conversación con la letra, abrazados ambos por el resto de los instrumentos. Esta canción vuelve a traer cierto tono oscuro, pero en menor medida que Negra Hiel. Una opción interesante para terminar de escuchar el EP con el que comparte nombre.

En definitiva, y como escribía al principio, Metamorphoses es un trabajo sólido, propio de un grupo de rock consolidado. Seguro que Iota and the Riffaheads empiezan a aparecer en más medios y a alcanzar el público que merecen (y que estará encantado de escucharles).


Redacción: Quike D-B

Reacciones:

2 indielocos han comentado: