miércoles, 5 de septiembre de 2012

Reseña de "Orbit One", segundo disco de Paul Zinnard

article_image_full
Paul Zinnard es el seudónimo de Carlos Oliver, músico nacido en Palma de Mallorca y que actualmente reside en Madrid. En el año 1998 fundó The Bolivians con los que grabó dos discos: The Bolivians (Rompeolas 1999) y Midnight small talk (Rompeolas 2000).
Al año siguiente, después de la disolución del grupo formo The Pauls su banda actual con la que ha grabado cinco discos: The Champion of the world (WTR 2002), Last Sunday (WTR 2004), Miss Tokyo (WTR 2007), A flair for dancing ( TMR 2009) y Miss Tokyo meets her lover (TMR 2010) elegido disco nacional del año 2010 por “Hoy empieza todo”- Radio 3.
En el 2010 inició su camino en solitario bajo la identidad de Paul Zinnard con la publicación de “Songs of hatred and remorse”(TMR 2010). Ahora publica su segundo álbum, Orbit One (TMR 2012).
Gracias a Two Mad Records hemos podido disfrutar de la escucha de este segundo disco de Paul Zinnard, que vamos a comentaros.
Tras una primera escucha se advierte la presencia de dos tipos de temas. Por un lado nos encontramos con canciones que nos recuerdan a sonidos de un casi rockandroll como Just The Way I Am, Away from Home o la inconfundible Happiness. En ellas se puede disfrutar de la batería de José Bruno, el bajo de Jaime Perpiñá y el piano de Mauro Mietta, que grabaron en directo. Por otra parte en este disco Carlos Oliver nos da a entender que sus propuestas junto con el cuarteto de cuerda Ansalawi no dejarán de sorprendernos. Temas acústicos con incomparables sonidos de cuerdas como Man for you, Listen Everybody o Beyond the Moon.
Por si fuera poco, Paul Zinnard nos demuestra su versatilidad regalándonos A Good Thing That You Know y la ya mencionada Listen Everybody tanto en acústico como en eléctrico. Merece la pena escucharlas en ambas versiones.
Se trata, en fin, de un disco con un sonido vivo y lento (aunque a veces tiende a acelerarse, siempre vuelve al ritmo suave del acústico), con letras con una mirada singular del mundo que nos rodea. Es, sin duda, un disco que merece la pena.

Y después de tanta cháchara, vamos a lo que os interesa: escucharlo
Primero os dejamos un par de vídeos del concierto que dio el pasado mes de junio en Madrid.



Y para terminar os dejamos el disco en Spotify.



¡Un indieloco saludo!

Reacciones:

0 indielocos han comentado: